Objetivos

Arte outsider no es una categoría artística, ni una etiqueta. No tendría ningún sentido que así fuera. Sería, como decía Dubuffet, igual que presumir que hay un arte de los enfermos de la rodilla. Del mismo modo, no hay un arte de los locos, de los marginados, de los autodidactas… hay muchos pequeños grandes “artes” y esos pequeños “artes”, así, en masculino, son los que nos interesan en Bric-à-Brac.

O dicho de otra manera, Arte outsider es un mal nombre necesario para referirnos a esas manifestaciones que, sin algún tipo de marco, serían invisibles en el paradigma del “Arte con Mayúscula”. La terminología es tan enrevesada como sencilla, fresca y directa la pulsión que hay detrás de lo que representa.

En Bric-à-Brac os ofrecemos un espacio abierto para la reflexión, en un contexto multidisciplinar, sobre temas como arte autodidacta, arte outsider, art brut y en general todo tipo de manifestaciones creativas y singulares que se dan al margen del “Arte. Nuestros objetivos son:

  • Contribuir a la difusión de este tipo creaciones y “crear cultura” en un país como España, donde estos temas no han interesado o no se han desarrollado al nivel que lo han hecho en otros paises de Europa o América.
  • Descubrir y dar a conocer manifestaciones artísticas singulares y de calidad llevadas a cabo por artistas españoles.
  • Invitar al análisis “no ingenuo” del “arte ingenuo”. Pensamos que un lugar como éste es necesario en un momento en que se está redefiniendo la situación del art brut y el arte outsider. Un momento que precisa reflexiones de calidad, diálogo y debate transdisciplinar.
  • Transmitir que el arte es algo vivo y diverso, que está en la esencia del ser humano y no debe verse como algo inaccesible, único, regido por criterios inaprensibles y sujeto a una línea temporal.
  • Reunir a las personas interesadas en estos temas e invitarles a participar de forma activa en la creación de esta nueva cultura.